martes, diciembre 29, 2009

Nacho Vegas: Política de hechos consumados. O cómo dimitir de ser humano.





Un día al llegar a casa Madre dice que ha llegado un paquete para mí. Era inconfundible quién lo remitía... Limbo Starr, la persona que se encargó de poner el tampón de la empresa en el sobre lo hizo con saña, unas 10 o 20 puñaladas de tinta se repartían por todo el sobre. No cabía duda, este tal Limbo Starr estaba realmente preocupado porque su sello se viese. Recordé que en mi faceta de pseudo-investigador (para este blog) realicé algunas pesquisas previas sobre el autor del libro que encontré dentro, pero, para nada recordé el comprarlo, miré corriendo los cargos de mi tarjeta de crédito a ver si lo había comprado en una de esas noches de ginebra y aroma de quinina que peligrosamente acostumbro a realizar. No, fue la siguiente noche, de esas, en la que me desveló un hermano que era regalo de un corazón por el aniversario de “mi puesta en positivo” (un aforismo de Kafka que descubrí hace nada y reza: Lo positivo nos ha sido dado al nacer. A nosotros nos toca hacer lo negativo.)Gracias!!!

Si por las letras de sus canciones y escritos valoráramos a la luz de la literatura la obra de este filólogo de formación y cantautor por deformación (supongo) debería estar incluido en las listas de poetas malditos (maudits) de nuestra literatura, es decir, sería sombra junto a Cansinos-Assens, Retana, Puche o Sawa, lo imagino junto a esos ultraistas de vidas disolutas de bar en bar mientras recluta adeptos para firmar manifiestos contra convencionalismos. Nacho Vegas (9 diciembre de 1974) nace en Gijón, se dedica a los estudios de eso llamado las letras pero no se conforma y se mete a tocar en bandas de música como Eliminator Jr. grupo al que se uniría y con el que publicaría el disco Chandal, con la ya renombrada discográfica indie Elephant Records.


Tras participar en la fundación del grupo, de alto nivel por cierto,  Manta Ray, Nacho, supongo que algunos todavía tendrán la esperanza que algún día vuelva a ser Ignacio, se echa, con su espíritu de beatnick trasnochado a la carrera solitaria de cantautor de media voz, letras obscuras, dramáticas y desengañadas (intentando plasmar su negativo en el mundo Actos Inexplicables (2001) Cajas de música difíciles de parar(2003) Desaparezca Aquí (2005)o El manifiesto desastre (2008). Entre varios Ep's como El hombre que casi conoció a Michi Panero) y, a la vez, su espíritu de renacentista de arrabal le lleva a la publicación de varios escritos, a su literatura de carrera, publicando relatos como este compendio llamado Política de hechos consumados (Relatos, monólogos y poemas) (2006) que nos llega de mano del susodicho sello Limbo Starr en una segunda edición corregida y ampliada. En esta obra que tiene de autobiográfico lo mismo que de relato tiene la vida del autor (ahora recuerdo la frase de Paco Umbral: la literatura es un inmeso Yo, e ignorar eso cuando se escribe, es o autoengaño o hipocresía) Y Nacho no es hipócrita ni engaña, hace en sus relatos la descripción casi personalizada de la sombra de las familias de una España en transición a través de un personaje borrado del que sólo sabemos que nació en 1974 y en Gijón, de ahí lo tendencioso o pretencioso que se muestra este autor (Figuritas humanas, Esto no es una salida, El ángel Simon, etc) otras veces, escarcea en los mundos del realismo sucio bukowskiano con la descripción de la búsqueda de sexo tórrido y truculento que no es más que la búsqueda del cariño al arrope de la cocaína o la heroína que corre por todos los relatos en especial en los extractos de Muñecos de Serrín  diseminándose por todo el libro dándole una mayor coherencia a toda la obra.



El libro está ilustrado por Pablo Gallo que ha captado con una peculiar mirada la visceralidad, lo íntimo y desnudo de lo transmitido por el autor, un excelente trabajo que va acompañando a los relatos. Para acabar, alevosos y alevosas, os dejo con uno de los poemas que finalizan el título de Política de hechos consumados y la descarga de Cajas de música difíciles de parar.
“Tengo un reproche que hacerle al mundo./ Lo culpo por haber desatado sobre mí/ toda la furia de este mal incurable,/ de esta patología del espíritu:/ el doble don de la sensibilidad suficiente/ para apreciar las cosas buenas y sencillas,/ y la absoluta incapacidad para disfrutar de ellas./ No es la mala vida la que me mata, no;/ es la vida toda/ y mi conciencia extrema de ella/ -vislumbre de la muerte. Primero maldigo. Luego/ reclamo un poco de atención:/ DIMITO DE SER HUMANO.”

Descargar:
CD1
CD2

2 comentarios:

julieta dijo...

hola! queria saber como pueod conseguir el libro de nacho con las ilustraciones de pablo gallo, soy de argentina y aca no llega n me lo puedo descargar..
salud!!

Oskar dijo...

Hola Julieta, creo que el libro lo puedes pedir en la web de limbostar